Desahogo

desahogo“Mármol, golpe, cincel; golpe, cincel. Estruendo, astillas. Furia, hierro, locura, destruyo. Mi brazo insensible se ha adueñado de mi mente, es una marea roja que ocupa el lugar de mi humanidad. El corazón y los pulmones se disparan siguiendo el esfuerzo. Cuando la gravedad impide que levante ni una sola vez más al martillo con mi brazo vencido, miro atónito en derredor.

Veo nuevamente el mundo físico que he destruido como a un reflejo de mi alma. Todas sus partes aparecen desechas y dislocadas, yendo más allá de mí, comprendo que es el universo el que se ha desmoronado. El cielo se rasga como un telón, veo las estrellas brillar por la noche en medio del día. La lluvia sube, las flores se marchitan y los pájaros me gritan. Sí, me gritan con chirridos escalofriantes que me atemorizan. Temor. Su amarillo reemplaza al rojo de la ira. Al comprobarlo siento que mis emociones se han transformado en un calidoscopio imprevisible. Es entonces cuando comprendo que esas sombras son el atávico miedo que se acerca.

Corro, corro despavorido para alejarme. Atravieso formas y tiempo, todo es insustancial. No tengo referencias ni contexto. Estoy perdido en mi mente. Mi arte me ha hecho volar demasiado alto y como a Ícaro, el dador de vida, cual sol, ha disuelto la cera de mis alas y caigo. Desciendo maldecido desde un Olimpo que no merezco. Mi vanidad ha sobrepasado toda lógica y me ha convencido como aquella serpiente maldita de que tengo el don supremo.

Pequeño, siento que me abraza protegiéndome mi joven y cansada mamá. Ha quedado fija en mi memoria y corazón desde que la perdí a los seis años. Su recuerdo me conduce a mi nodriza y al polvo inspirador que traía su marido picapedrero. También me devuelve el desgarramiento de esa nueva separación que me impusieron los inútiles estudios que determinó mi padre.

Me vuelvo a molestar por las continuas discusiones con él, las que, finalizando mi niñez y durante la adolescencia, se repitieron sin cesar una vez tras otra. Sólo el brillo poderoso de mi genio que finalmente se translucía, pudo acallar sus dudas. Cuando comencé mis estudios artísticos y La Familia Principal advirtió mi talento, fui elevado. Todos nos convencimos entonces. Mi avaricia nos protegería y en el futuro la familia se sentiría segura.

Mi trabajo fue creciendo y mejorando entre una y otra ciudad. Fui ensalzado como ninguno y tan mal pago, a mi entender, como nadie.  Escalé con esfuerzo y tesón hasta la misma cima de la perfección. Ya casi terminando mi vida, con la familia acomodada, solo me quedaba tu última entelequia.

No he tenido hijos, hace años que te perfecciono, hasta he girado tu rostro para ver la vida surgir de él ¿Qué más quieres, qué más necesitas, mi sangre? Desagradecido Moisés, hecho para tumba, he rescatado tu futuro y sin embargo vives callado.

— ¿Perché non parli? — Te grito alienado de nuevo mientras suelto el martillo y lloro por el daño que le he hecho a tu rodilla.

Michelangelo Buonarroti”

 

Carlos Caro

Paraná, 16 de enero de 2014

Descargar XPS:  http://cort.as/D3pw

 

Anuncios

4 comments

  1. Me ha gustado, Carlos Caro. Y me ha hecho pensar. Y ha aparecido, como no, la curiosidad. Y con ella, la pregunta ¿Cuánto del proceso creativo que describes es “autobiográfico”? La respuesta, como tus “pulcros” y bien cincelados relatos, me interesa mucho.
    Saludos.

    1. Vi tu comentario antes de mi mediodía, almorcé, descansé y medité la respuesta. Tu pregunta es mi duda, no lo sé o no de manera “racional”. Por supuesto, no hay hechos biográficos que comparta con Miguel Ángel, pero…sí, creo que con él y con muchos comparto las emociones ante situaciones similares, más allá del tiempo o las circunstancias particulares. Por eso me respondo a tu pregunta: mis sentimientos son “biográficos” y gracias a los que me leen los redescubro cada vez más. Después de todo, me he pasado una vida reprimiéndolos, solo afloran con la tinta. Un Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s